Herramientas para el abogado

Software
para abogados

Tu estudio jurídico, estés donde estés.

Probalo Ahora

lex doctor – 7 razones por las que decidí dejarlo definitivamente

0

¿Por qué abandono Lex Doctor?

Desde el día cero en que comencé a ejercer la abogacía me hablaron de Lex Doctor.

Y claro, se trata de un un producto que ha acaparado el mercado de administración de estudios jurídicos por más de 20 años y, si bien existen alternativas, casi no se conocen.

Ya hablé de las alternativas al lex doctor, hoy quiero hablar de porqué en su momento busqué otras opciones y por qué, junto con abogaciapractica.com, decidimos llevar adelante la creación de un sistema que se se ajusta a las necesidades modernas y armoniza con las funcionalidades que ofrecen plataformas en otras áreas de nuestras vidas.

Si querés conocer el Software de Gestión y Herramientas para abogados de abogaciapractica.com, podés probarlo gratuitamente por un mes haciendo click aquí.

Hay que admitir que cuando fue lanzado, lex doctor resultó ideal, ya que los estudios pudieron pasar a una organización más automatizada de su cartera.

Pero a mi parecer, compartido por muchos otros colegas, se han dormido en los laureles.

¡Y que laureles! En Google los abogados buscan “Lex Doctor” no buscan “Software para abogados” o “Software de Gestión Judicial”, la situación se ha convertido en un caso casi como el de “Curitas” para hablar de los apósitos.

Es por ello que hay que reconocer que han sido una gran empresa que ha acompañado a los abogados durante muchos años en su ejercicio profesional.

Pero hoy, decido dejarlo para mirar al futuro.

Quiero un sistema al que pueda acceder desde cualquier parte, que me ofrezca una experiencia intuitiva, que me asegure backups automáticos de la información y con el que no me tenga que preocupar sobre la configuración y mantenimiento.

En fin, un sistema que ofrezca lo que ya ofrecen otros servicios que utilizo cada día como las utilidades de Google ya sea Gmail, Gdrive, Gdocs, etc.

Ampliaré entonces mis razones para abandonar al viejo y conocido lex doctor.

1. Lex doctor y su pésima interfaz

¿Por qué será que en lex doctor no han escuchado hablar de la experiencia de usuario?

El programa  pareciera haberse quedado a principios de los 90’s en lo que respecta a la interfaz gráfica.

Sus pantallas me recuerdan más a windows 3.0 que a una aplicación del año 2018

Windows 3.0
Lex Doctor 10

La navegación con las teclas de Función (F1, F2, etc…) y con tabulación, la imposibilidad en muchos casos de usar el mouse, la falta de respuesta de las ventanas, no poder volver atrás fácilmente, entre otras razones hacen que usarlo tenga una curva de aprendizaje innecesaria.

En el desarrollo de software existe lo que se llama Experiencia de usuario, es decir, cómo interpreta el usuario final del producto a dónde tiene que ir para hacer tal o cual cosa.

En esa idea, a lo largo de los años, se han generado estándares a la hora de crear un sistema o software.

Por lo cual, no importa el software del que estemos hablando, las funcionalidades básicas se comparten.

Esto hace que quien sabe usar “masomenos” un Word puedo usar “masomenos” un Excel.

En mi opinión el Lex no ha logrado dar en el clavo con ésto ya que muchos tuvimos que hacer un curso para poder dominarlo y aún así recuerdo las molestias que me generaba el hecho de que no responda como otros programas a los que ya estaba acostumbrado.

En el software para abogados de abogaciapractica.com, pusimos especial énfasis en esto, comprobalo por tu cuenta.

2. Lex doctor no está en la nube

Hoy todo está en la nube, pero ¿Qué es la Nube?

El término proviene de la definición en inglés de Cloud Computing. Se trata de procesamiento y almacenamiento masivo de datos en servidores que alojan lo que el usuario desee.

Básicamente son servicios online que guardan los archivos e información del usuario en internet.

Las ventajas son obvias. Contamos con la seguridad de que nuestros datos están resguardados por backups constantes, no tenemos que preocuparnos por la administración del servidor (pagarle al chico de sistemas para que venga a configurar la red o reparar que se cayó) y podemos acceder desde cualquier parte con nuestro usuario y contraseña.

Este es un servicio al que estamos muy acostumbrados hoy en día.

Estamos abandonando al software instalado localmente y apuntando al uso de servicios online.

Es más, para que se den una idea de hasta dónde ha llegado esta tendencia, les cuento que Google lanzó al mercado una computadora llamada chromebook que se basa solamente en internet y no requiere instalación de ningún software.

Pensémoslo, podemos usar símiles a word con Google docs o Word Online; o a Excel con Google Sheets o Excel Online.

Guardamos nuestros archivos en Google Drive o Dropbox.

Tenemos nuestras fotos en Google Fotos o su equivalente para IOS (sistema operativo de Apple).

Todas estas aplicaciones y más se interrelacionan entre sí para darnos una mejor experiencia de usuario.

Tiene sentido que nuestro estudio jurídico comience a aprovechar ésta tecnología.

Es por ello que  el software para abogados de abogaciapractica.com permite acceder con el navegador y nuestros servidores se encargan de la capacidad de procesamiento.

Así, al hacer actualizaciones, no es necesario que el usuario invierta en mejorar su infraestructura. Si puede correr un navegador puede usar el sistema sin problemas.

Además el software para abogados de abogaciapractica.com integra Google Drive, lo que nos permite gestionar todo lo que hayamos guardado y relacionarlo con la causa que se corresponda.

3. Lex doctor no tiene acceso remoto incluído

Los tiempos en que las computadoras estaban en el estudio y aisladas del mundo terminaron.

Hoy en día accedemos a nuestros datos desde nuestros celulares, tablets y laptops. Más de 32 millones de argentinos se conectan desde el celular (fuente).

¿Cómo es posible que tenga que pagar de más por ese servicio cuando es algo común y corriente en mi vida cotidiana?

Bueno, Lex Doctor cobra un plus por el acceso remoto.

Una utilidad que viene más que bien al momento de estar en tribunales y querer consultar algún dato.

Recuerdo tener que llamar al estudio para corroborar una información, muchas veces importunando el trabajo de algún compañero para que mire en el sistema lo que yo necesitaba.

Como si se tratara de un apunte en papel que dejé en mi escritorio. Eso no es tecnología.

Otra desventaja de esto es que no se puede cargar un movimiento de forma remota.

Si bien es cierto que hay ciertas notas que sería molesto cargar desde el celular o tablet, hay muchas otras que no. Por ejemplo una corta como “Dejé apelación por honorarios“.

Podríamos estar haciendo eso y adelantando trabajo en las largas y conocidas filas en tribunales. (Ésta es una funcionalidad sí ofrece el Software para abogados de abogaciapractica.com).-

Esto nos ahorra mucho tiempo ya que no tenemos que cargar toda nuestra hoja de procuración al volver al estudio.

En cuanto al acceso remoto existe la objeción: “Ah pero si no tengo internet no puedo acceder a nada”.

Si bien esta afirmación es cierta, pensándolo en frío y con una mano en el corazón. Honestamente ¿Cuándo nos quedamos absolutamente sin internet?

Siempre tenemos a mano el 4G del celular que, a su vez, puede funcionar como HotSpot para darle internet a nuestra computadora.

4. Lex doctor require costos de instalación y mantenimiento

No solo existe un costo adicional por cada “boca” o computadora del estudio que necesite acceder al servidor local sino que también debemos contratar a un experto en redes para su instalación y mantenimiento.

Esto agrega costos adicionales a los que ya abonamos por la compra del software.

Hoy en día se cobra alrededor de $1.000 la instalación de Lex Doctor en una computadora.

Sin contar los costos de mantenimiento de servidor e instalación de la red.

Además si el sistema se cae debemos llamar al “chico de sistemas” (todo estudio tiene uno) para que venga a solucionarlo.

Esto no pasa con las llamadas Web Apps o Aplicaciones Online como lo es el software para abogados de abogaciapractica.com

Abogacía Práctica se encarga del mantenimiento de los servidores, servicio técnico en servidores y ofrece asistencia al usuario.

Los usuarios del sistema además pueden conectarse directamente, sin instalar ni configurar absolutamente nada. Solo deben contar con un usuario.

5. Lex Doctor Móvil. No es posible acceder fácilmente a toda la información desde cualquier dispositivo.

Diseño Web Responsive
Diseño Web Responsive

El Diseño Responsive hoy es la norma para cualquier aplicación web o móvil.

La idea básicamente es que la aplicación sea funcional en cualquier dispositivo en el que se abra, ya sea una televisión de 45″ o un celular.

Al ser un software de la vieja escuela. El Lex no se adapta más que a la pantalla de una computadora de escritorio o laptop.

Ni siquiera tenemos la posibilidad de tener todas las funciones que ofrece en otro tipo de dispositivos.

Esta es otra de las utilidades a las que estamos muy acostumbrados hoy en día.

Pagamos los impuestos mientras viajamos al estudio, controlamos las providencias en el (lamentable, aunque eso es otra historia) LEX100, MEV o el sistema de nuestra jurisdicción, realizamos transferencias con la aplicación de home banking, chequeamos nuestro correo electrónico, etc.

Esos son algunos de los ejemplos ¿Por qué es que todavía no tenemos ésta utilidad para nuestro estudio?

El Lex Doctor Móvil parecía venir a subsanar esta falencia pero nuevamente Lex Doctor me defraudó con su aplicación para celular, la cual además de generar costos adicionales, no permite acceder a las mismas características que en la versión de escritorio.

El software para abogados de abogaciapractica.com fue desarrollado teniendo esto en mente. Su diseño se adapta a cualquier dispositivo, sean desktops, laptops, tablets, celulares e incluso televisores smart.

El software para abogados de abogaciapractica.com no genera costos adicionales a los usuarios y permite acceder a las mismas características que la versión de escritorio desde cualquier otro dispositivo.

6. Si el servidor local se rompe con lex doctor perdemos toda la información

Unos colegas perdieron toda su información alojada en el servidor debido a un incendio en el estudio.

El tema es que al tener un servidor propio, debemos encargarnos nosotros de los backups.

Con un sistema en la nube esta es una preocupación que no tendremos.

Tu información está a salvo de cualquier desastre natural ya que si se rompe una computadora, hay backups constantes de tus archivos por lo que todo puede ser recuperado en cuestión de minutos.

En el software para abogados de abogaciapractica.com se hacen backups  automáticos diarios, semanales y mensuales.

7. Lex doctor está condicionado a las capacidades de la computadora que lo aloje

Como el servidor es propio. La inversión también lo será.

Es decir, que si de repente tenemos que cargar mucha información por que se sumó al estudio un cliente con una gran cartera de causas, deberemos mejorar la capacidad de almacenamiento y procesamiento de nuestro servidor.

Ésto significa invertir en una nueva computadora con más los gastos de migración de datos.

Los servicios en la nube suelen ofrecer paquetes básicos con un espacio de almacenamiento limitado y luego otro tipo de paquetes con más espacio para usuarios con mucha información para almacenar.

Conclusión

Lex doctor es un software que nos ha dado mucho y ha cubierto, para los abogados, la necesidad de automatizar y digitalizar nuestra información.

Pero, a mi parecer y como ya he dicho, hoy no es un software que se haya adaptado a las nuevas formas de servicios online y es por ello que decidí buscar otras opciones.

Ante la falta de una solución accesible y completa, propuse en abogacíapractica.com la creación de un sistema con todas éstas características.

Si querés conocer el Software de Gestión y Herramientas para abogados de abogaciapractica.com, podés probarlo gratuitamente por un mes haciendo click aquí.

Me gustaría leer tu opinión sobre los software de gestión que usás y si te parece que están en armonía con la nuevas tecnologías.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.